Colegio de Farmacéuticos de Corrientes (1945)

Siete décadas de historia en la sociedad correntina

 

Con el propósito de defender la salud pública, de colaborar con las autoridades competentes y de estrechar vínculos profesionales de ordenes científicos y sociales con sus pares de todo el país, el 12 de octubre de 1943 se constituyó una Asociación de Profesionales Farmacéuticos y doctores en Bioquímica que se denominó “Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Provincia de Corrientes”.

El hecho tuvo una memorable trascendencia en los profesionales de aquella época que encontraron en la colegiación un espacio desde donde regular y respaldar la práctica de la profesión, proteger y defender los derechos legítimos de los colegiados, promover la capacitación y el perfeccionamiento en todo el territorio correntino y propugnar medidas de carácter social, en la búsqueda de la promoción de la cultura y del bien social.

El acta constitutiva se firmó en el inolvidable Hotel Buenos Aires, con la presencia de Pedro Harvey Silva, Juan B. Ocanto, Rogelio Isatta, Ricardo Aguilar, Dr. Mario Romero, Ernesto J. Dolder, Domingo Posadas, Rene Borderes, Francisco Scaramellini, Olga Pisariello, Antonio Fernández Lacour, Mauricio Schepiurka, Giffani, Mauricio Alperin, Felipe Pinsker, Dr. Gregaro Velazquez; y contando con la adhesión postal y telegráfica de los siguientes profesionales del interior de la provincia: Ernestina Crosta de Giorgetti, Bernardina Nidd Leguiza, Maria T. Belcastro de López Torres, M. Matilde Y. de Muchnik, José J. Robert, Roberto Kairuz, Amilcar O. Martínez, Samuel Fernández, Kisak Eulmezian y Pedro Bruzzo.

En ese mismo acto, y con el voto secreto, los presentes eligieron a la primera Comisión Directiva. Tras la votación, Pedro Harvey Silva  resultó Presidente; el  Dr. Mario Romero, Vicepresidente; Ernesto J. Dolder,  Secretario De Actas; Domingo Posadas, Secretario; y como vocales, Juan B. Ocanto, Rogelio Isetta, Ricardo Aguilar, Mauricio Schepiurka y Leonardo Verrastro.

El 10 de mayo de 1945, en una Asamblea Extraordinaria realizada en el salón alto del Rex Bar, bajo la presidencia de don Pedro Harvey Silva, se aprobó el Primer Estatuto del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Provincia de Corrientes. Allí se especificó que la entidad tendría sede en la capital de Corrientes, agrupando a todos los colegas de la provincia con el fin de defender los intereses de la profesión y de propender al mejoramiento de la misma y de una legislación que contemple los principios fundamentales de la clase farmacéutica y bioquímica, velar por el cumplimiento de los principios éticos profesionales, fomentar el espíritu solidario, cooperar al mejoramiento cultural de la sociedad, gestionar la representación profesional y la implantación de la colegiación oficial obligatoria, asesorar a las autoridades universitarias, propiciar la creación de un organismo para el seguro mutual y de una biblioteca científico – profesional, entre otros puntos.

 

En poco tiempo, el organismo fue ganando socios. De los 27 socios fundadores que se registraron en Actas en 1943, para el año siguiente, eran más de 50.

Al tiempo que crecía la institución, ganaba peso en la sociedad correntina. Y en 1945, por Decreto Provincial 325/45, obtiene personería jurídica, adoptándose ese año para la celebración de los posteriores aniversarios.

En 1954, año en el que el Colegio se adhiere a la Confederación Farmacéutica Argentina, fue electo presidente de la Comisión Directiva Silvano Capara, quien ocupó el cargo hasta 1956. Durante ese tiempo, y hasta 1961, las reuniones del cuerpo directivo se realizaban en un local perteneciente a la Apicc, ubicado en Salta 1.002.

La actividad de la institución en favor del desarrollo de la profesión fue intensa desde sus inicios, embanderando numerosos reclamos y proyectos para la mejora del ejercicio profesional. En 1955, por ejemplo, solicita la derogación del Decreto correspondiente a la Libre Propiedad de la Farmacia. También mantenía un activo compromiso social, atento a las demandas del momento. Fue así como en ese mismo año, se decide contribuir a la cooperadora del Hospital Llano con la suma de 4800 pesos para mantener una cama por el término de un año.

Leonardo Verrastro fue electo presidente del Colegio en 1956. Cumplió esa función hasta 1.958. En ese año, la institución gestionó la no venta directa de medicamentos al público por parte de las droguerías, mientras que al año siguiente, en el mes de octubre, se realizó la primera modificación del Estatuto. Fue por ese entonces, cuando se comenzaron a realizar colectas entre los socios con el fin de recaudar fondos para viajes y gestiones de representación relacionadas al ejercicio de la profesión.

A Verrastro lo sucedió en la presidencia Zelmar Leale, cuya gestión se extendió desde 1959 y hasta 1970. Diversos hechos marcaron ese periodo. En 1960, se resuelve no vender productos de ciertos laboratorios por no dar margen de ganancia a las farmacias. Asimismo, en Corrientes se intenta equipara al Idóneo con el Farmacéutico para dirigir la farmacia, situación que generó el rechazo rotundo del sector.

Para julio de 1961, según consta en Actas, se avizora una precaria situación económica en el Colegio. A partir de ese año y hasta 1963, las reuniones y gestiones administrativas tuvieron como sede a otra dependencia de la Apicc, ubicada en Salta 779. Luego, y hasta el 71, funcionó en el local que Cooperativa Farmacéutica tenía por calle Mendoza  1065.

Con el propósito de estar más cerca de los socios del interior de la provincia, en 1964 se crea en Goya el Colegio Zonal con jurisdicción en Esquina, Bella Vista y Santa Lucía.

El compromiso social del Colegio quedó marcado en todas las etapas de su historia, a través de numerosas donaciones que se realizaban antes y ahora a fin de asistir a las poblaciones o sectores de bajos recursos. Ese mismo deber, tuvo su correlato ante hechos políticos y sociales que conmovieron a la comunidad, como sucedió en mayo de 1969, luego del asesinato del joven estudiante Juan José Cabral. Tras el lamentable hecho, el Colegio participó solidaria y humanamente con las tradiciones universitarias, ofreciendo medicamentos y apoyo moral, y repudiando el accionar policial con un comunicado de prensa.

En junio de 1969, invitado por Salud Pública, el Colegio participó de la confección del reglamento de Ley de Farmacias nº 17.565. Al año siguiente, en 1970 fue electo presidente Isaac Plotkin, cumpliendo una de las gestiones más extensas en la historia institucional. Es que estuvo al frente del Colegio a lo largo de 16 años.

En 1971, Cooperativa Farmacéutica se traslada a Santa Fe 1178, y el Colegio también se muda a esa dirección, ocupando una parte de su dependencia hasta 1980. También en el 71, se formó una comisión para estudiarla derogación de la ley 17.565.

En esa misma década, el Colegio intensifica las gestiones para la designación de un inspector de Farmacias en Salud Pública. En 1973, se festeja el 30º aniversario del Colegio recibiendo por parte de los laboratorios importantes mobiliarios como ser escritores, e insumos tales como ficheros, carpetas forradas en cuero, entre otras.

Todo sucedía de manera vertiginosa. La sociedad cambiaba, crecía y la institución le seguía el ritmo. En 1974 se firma con PAMI el contrato de exclusividad en el despacho de la Ministra de Bienestar Social, Emma Tacta de Romero, como testigo. Ese año se le plantea a dicha funcionaria la posibilidad de una colegiación obligatoria.

Tras el golpe de Estado de 1976, suceden dos hechosque dejaron su huella en el recuerdo de quienes trabajaron en ese entonces en la institución. En primer lugar, el gobierno de facto congeló por un tiempolas cuentas del Colegio hasta determinar mediante investigación si se trataba de una entidad privada. Por otra parte, y también a consecuencia de la situación política,  se recibe como préstamo, por parte de la Unión Cívica Radical, un mimeógrafo, artefacto que agilizó por completo las gestiones al facilitar la copia de documentación y comunicados para las farmacias.

La primera casa propia

Con la situación económica regularizada, en 1979 se logra adquirir un edificio propio por calle Belgrano 2086. Se toma posesión inmediata del lugar para realizar las refacciones necesarias y la escritura se firma al año siguiente, en el mes de octubre. La adquisición e inauguración del local se dio durante la gestión de Isaac Plotkin. Hernán Lancelle, quien ocupaba el cargo de Secretario Técnico, estuvo a cargo de la remodelación. 1º sede adquirida por el Colegio (1979) Belgrano 2086

Primera sede adquirida. Belgrano 2086.

Primera sede adquirida. Belgrano 2086.

La fiesta de apertura de la primera sede tuvo lugar el 29 de agosto de 1980.

Dos años después, se adquiere el edificio donde funciona actualmente el Colegio, ubicado en Santa Fe 1186, que pertenecía a Cooperativa Farmacéutica, y luego, también se compra la casa contigua.

Se comienza el proyecto de construcción del edificio de Santa Fe para convertirlo en el domicilio definitivo del Colegio. Alicia Herrero, quien se desempeña como Secretaria del Colegio desde 1976, recordó que movilizó a la Comisión Directiva de ese entonces la cercanía de la última adquisición a bancos, mutuales y obras sociales, lo que agilizaría las gestiones diarias.

El 29 de noviembre de 1986, se realiza el acto inaugural del nuevo edificio con un ágape que tuvo lugar a partir de las 21.30 horas. Nuevo edificio del colegio

Inauguración del edificio actual.

Inauguración del edificio actual.

Inauguración del nuevo edificio 29-11- 1986Inauguración del nuevo edificio 29-11- 1986 (F)

“Los impulsores del actual edificio fueron el farmacéutico Aldo López, quien decidió que los presupuestos debían incluir el material, puesto que a nosotros nos complicaba muchísimo por cuestiones de tiempo; y la vicepresidenta – quien se encontraba por entonces a cargo de la Presidencia- Leticia Anastasi”, remarcó Alicia.

También se acordó que fue el farmacéutico Rubén Antonio Fontana, de la localidad de Monte Caseros, quien donó la ropa blanca para las suites que integraban el flamante complejo; mientras que la farmacéutica Virginia Turín colaboró con pocillos, platos y tachos de residuos para las nuevas instalaciones. La familia Fridman, por su parte, “colaboraba con todo lo necesario, cualquier cosa que faltara a último momento ellos disponían para el colegio o bien para los socios que llegaban a alojarse”. Y luego de unos años se vendió la primera sede, a fin de disponer de un respaldo económico para cubrir  emergencias que pudieran surgir.

Ese año, inolvidable para los profesionales farmacéuticos, se realiza en Corrientes las XIIIº Jornadas de Historia de la Farmacia Argentina, organizadas por el Colegio de Farmacéuticos de Corrientes.

Mayo de 1986 XIIIº Jornadas de Historia de la Farmacia Argentina

Mayo de 1986 XIIIº Jornadas de Historia de la Farmacia Argentina

Mayo de 1986 XIIIº Jornadas de Historia de la Farmacia Argentina (B)Mayo de 1986 XIIIº Jornadas de Historia de la Farmacia Argentina

La historia sigue….

Aunque había pasado mucho tiempo desde que los profesionales farmacéuticos y bioquímicos habían resuelto escindir la institución para que cada sector tenga su propio colegio, recién en octubre de 1985 se reforma el Estatuto y se cambia la denominación de Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Provincia de Corrientes, por la de Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Corrientes. Se trató de un cambio en los papeles, que en la práctica ya era una realidad.

En 1988 asume su primera gestión como presidente Horacio Esteban Leale. En 1990 y hasta 2005, lo sucede José Raúl Fontana. Ese año, vuelve a ser electo Horacio Leale y ocupa la función hasta el 2012, año en el que asume la actual presidente, Silvia Cristina Rodríguez.

 

Nuestra Misión

El Colegio de Farmacéuticos, desde su fundación, es la Entidad Deontológica que agrupa a todos los farmacéuticos que ejercen su profesión en la Provincia de Corrientes, en las distintas áreas que requieran el conocimiento científico o técnico que emana de la posesión de su título universitario.

Nuestra meta principal es la protección de las farmacias y farmacéuticos que actúan como eslabón fundamental en la Atención Primaria de la comunidad, basando su acción en la prevención y promoción de la salud.

Queremos que cada colega pueda desempeñar su tarea con dignidad, colaborando para mejorar su perfil profesional, técnico, social, moral y económico, independientemente del área donde trabaje.

Ante la realidad de que la mayoría de sus asociados vive del ejercicio profesional en su oficina de farmacia, es que Colegio cuenta con un área destinada a brindar las herramientas necesarias para las prestaciones farmacéuticas a las distintas obras sociales (administración, gerenciamiento, auditoría, asesoramiento, etc .)

El Colegio trabaja para fomentar el espíritu de solidaridad, mutuo apoyo y consideración recíproca entre todos los colegas de la provincia, recordando siempre que la unión y el contacto permanente con sus dirigentes marcándoles el camino, es la fuerza necesaria para conseguir el progreso de la farmacia correntina.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search